Como se trata un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son bastante frecuentes y no solo en los deportes, sino también en la vida cotidiana por lo cual debes saber cómo lidiar con ellos. Una gran opción es recurrir a los servicios de un fisioterapeuta profesional en fisio en valdepeñas, porque así conseguirás unos buenos resultados y lograrás recuperarte rápidamente.

Sin embargo, es muy importante tener en consideración que, también debes seguir algunas pautas en tu hogar para que puedas conseguir unos buenos resultados. Estas las he reunido en este post, así que te invito a seguir leyendo para que sepas exactamente los cuidados para un esguince.

Cuidados básicos para un esguince de tobillo

Existen varios cuidados que debes tener en cuenta en especial durante los primeros días desde que se produce la lesión. Estos cuidados serán:

Reposo

El reposo es algo fundamental que permitirá evitar que el esguince vaya a avanzar de estado, y que se complique la lesión. Por lo tanto, es importante evitar mover mucho el pie afectado, ayudando así también a reducir el dolor, la molestia y la hinchazón.

Crioterapia

Este es otro punto muy importante al hablar de un esguince, porque los expertos recomiendan que se sumerja el miembro afectado durante 15 a 20 minutos en agua helada. Esto se debe realizar cada 2 o 3 horas mientras que te encuentres despierto, y se puede sustituir también por compresas de hielo.

Sin embargo, debes consultar con tu médico, en especial en los casos en que tengas enfermedad vascular, diabetes o disminución de la sensibilidad. Porque en estos casos, lo mejor es que tengas supervisión de un profesional.

Compresión

La compresión de la zona permitirá que se reduzca la hinchazón al ayudar a que circule la sangre fuera del sitio donde se produjo la lesión. Esto se consigue utilizando una venda elástica que ayude a comprimir el tobillo. Siempre se debe colocar la venda desde el extremo más alejado del corazón, y debes asegurarte de no apretarla demasiado para mantener una buena circulación.

Elevación

Es muy importante tener en consideración que la elevación ayudará a que se produzca una mejor circulación en la zona. Esta se recomienda hacerla especialmente por la noche, y la pierna debe quedar por encima del nivel del corazón. De esta forma, se podrá drenar el exceso de líquidos que están en la lesión.

Recuerda que, todos estos consejos acompañados con una buena fisioterapia serán fundamentales para que puedas recuperarte rápidamente de una lesión de esguince de tobillo.